Jamon Ibérico de cebo

En principio, no es complicado distinguir entre un jamón ibérico de cebo y uno de bellota, y diferenciarlos éstos del jamón serrano. Pero existe una gran diferencia entre ellos, tanto en la calidad, en el sabor y, por supuesto, en el precio.

Los jamones ibéricos de Cebo provenien de cerdos que han sido alimentados, hasta el momento del sacrificio, exclusivamente con piensos compuestos fundamentalmente de cereales y leguminosas. Al igual que para el Jamon de bellota, el cerdo ibérico es engordado en la dehesa con espacio suficiente (1Ha) y sin causarle estres permaneciendo allí al menos 60 días antes de ser sacrificado después de 10 meses de desarrollo de los animales, lo que da al jamón ibérico un sabor intenso, y un aroma y textura característicos. La grasa prácticamente se funde en la boca y como el animal no ha conocido el estrés y en su vida al aire libre se ha ejercitado para buscar el alimento, su carne resulta sana, roja y tierna, una delicia en el paladar.

El color del Jamón Ibérico de Cebo es una rosa pálido y su grasa muy blanca.
Su sabor, se describe como “más equilibrado”, sin perder su carácter y personalidad.
Pero las diferencias, aparte de sus condiciones organolépticas, están también en el bolsillo, y hay que tener claro qué buscamos y qué queremos a la hora de elegir el jamón ibérico que queramos disfrutar.

En 2010 se comercializaron en España se comercializaron 3.6 Millones de piezas, aproximadamente un 77% del total.

Antipodes BlackLeg, le ofrece Jamón Ibérico de Bellota y de Cebo, tanto entero como cortado en diferentes formas. CONSULTA NUESTRO CATÁLOGO DE PRODUCTOS

Para realizar cualquier tipo de pedido, no dude en contactar con nosotros.